Cáncer

Aunque no podemos eliminar el cáncer, sabemos que eliminando el estrés que produce esta enfermedad se sobrelleva mucho mejor. El paciente recupera la ilusión y piensa en el futuro, independientemente de lo que la enfermedad avance. Esto provoca que no caiga en depresión, que aprecie cada momento de la vida y vuelva a sonreír.

Asimismo, la familia vive con mayor calidad de vida este contratiempo. La carga pesada del pensamiento se elimina, logrando dormir, vivir el día a día con más plenitud independientemente del conocimiento de la enfermedad del familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *